Lecturas de hoy y su reflexión, viernes 18 de diciembre de 2020

Lecturas de hoy y su reflexión, viernes 18 de diciembre de 2020.
3ª semana de Adviento

Lecturas de hoy; el santo evangelio según san Mateo 1, 18-24

La generación de Jesucristo fue de esta manera:
María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
«José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados».

Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que habla dicho el Señor por medio del profeta:
«Mirad: la virgen concebirá y dará a luz un hijo
y le pondrán por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”».

Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y acogió a su mujer.

José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo

Reflexiones del evangelio de hoy.

María y José, anónimos, humildes, jóvenes e inexpertas, solos y sin testigos capaces de dar fe de su visión. Y enfrente Gabriel, excelso, puro, envuelto en la excelsa y radiante gloria de Dios; anunciándoles a ambos la hora de dar cumplimiento a la promesa del Hijo del Hombre, de protagonizar el mayor gesto de puro Amor, sacrificio y abnegación que jamás haya conocido el mundo. El Hijo del Hombre, pura luz encarnando en la densidad del mundo de la carne para ser voluntariamente despreciado, juzgado, traicionado, sometido, condenado, torturado y muerto, 

Y yo me maravillo de esto: Cómo esta gran riqueza ha sido puesto en esta gran pobreza.

Muerto para, entonces, sublimar esa carne revelándose en su verdadera esencia, la Luz, frente a sus hijos con un claro mensaje: Que Abba es puro Amor. Y ese Amor transciende la carne y la muerte y todo concepto que la limitación del prisma humano pueda abrazar. 

Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

«José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados»

Entonces María y José, en una demostración de esa entrega absoluta fruto de la pureza de su fe y su Amor inquebrantable para con Dios, sellan su voluntario compromiso de entregar su libre albedrío al cumplimiento de la misión que les es revelada por Gabriel. 

«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra»

«Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y acogió a su mujer»

Y lo hacen, además, enarbolando las mismas palabras que luego empleará Jesús cada vez que es tentado a alterar el curso de su voluntaria misión, en la mayor demostración de su excelsa grandeza y suprema lealtad para con Abba. Esa lealtad

«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra»

«Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y acogió a su mujer»

no representa forzosa sumisión, sino voluntaria abnegación manifestada en el máximo ejercicio de la libertad individual. Ellos (al igual que todos nosotros), dotados de libre albedrío, optan (optamos) consciente y voluntariamente por seguir el eco divino de la chispa insenescente de Dios que habita en su (nuestro) interior, que es nosotros mismos en realidad, pues el reflejo de la carne es perecedero pero la chispa divina e incandescente que nos habita y da existencia nos hace, en Abba, inmortales por derecho natural.

Y esa voluntaria abnegación del ego más carnal en favor de nuestro compromiso cristiano, en cualquier forma que se manifieste, supone en sí mismo el triunfo del Amor de Dios sobre la oscuridad.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

YOU MAKE ALL THIS POSSIBLE.

TOGETHER WE ARE STRONGER. TOGETHER WE WILL WIN.

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-dona-en-btc

bc1q4hwc6a53fd6zk9st7fzdvlz0jqkatgkmkunm2q

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-dona-en-eth

0xA6872c57ef93255b871d40c022bb6D96a5498FDa

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-support-ltc

MQTe9LKy27QZLWhakeZtFzX7ZJuGhuMRKp

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-support-zcash

t1WtzP4xGnZtCRvo25rV86gyDSGUJY7Zz94

Lecturas de hoy y su reflexión, viernes 18 de diciembre de 2020.
3ª semana de Adviento

Salmo 71, 1-2. 12-13. 18-19.

R/. En sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente

R/. Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. 
R/.

Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres. R/.

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
el único que hace maravillas;
bendito por siempre su nombre glorioso;
que su gloria llene la tierra.
¡Amén, amén! R/.

El Señor asegura los pasos del hombre, se complace en sus caminos.

lecturas-de-hoy-y-su-reflexion-evangelio-del-dia-biblia-cristianismo-great-felipe-giacometti-unsplash

Lecturas de hoy y su reflexión, viernes 18 de diciembre de 2020.
3ª semana de Adviento

Primera lectura del día del libro de Jeremías 23, 5-8

Mirad que llegan días —oráculo del Señor— en que daré a David un vástago legítimo: reinará como monarca prudente, con justicia y derecho en la tierra. En sus días se salvará Judá, Israel habitará seguro. Y le pondrán este nombre: «El-Señor-nuestra-justicia».

Así que llegan días —oráculo del Señor— en que ya no se dirá: «Lo juro por el Señor, que sacó a los hijos de Israel de Egipto», sino: «Lo juro por el Señor, que sacó a la casa de Israel del país del norte y de los países por donde los dispersó, y los trajo para que habitaran en su propia tierra».

¿Te han gustado las lecturas de hoy, el evangelio de hoy y su reflexión?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

DESCUBRIENDO A DIOS

Padre nuestro, padres nuestro, oracion de padre nuestro en arameo, griego, ingles, latin, español

ThankS for your support; we keep going

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-dona-en-btc

bc1q4hwc6a53fd6zk9st7fzdvlz0jqkatgkmkunm2q

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-dona-en-eth

0xA6872c57ef93255b871d40c022bb6D96a5498FDa

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-support-ltc

MQTe9LKy27QZLWhakeZtFzX7ZJuGhuMRKp

lecturas-del-dia-evangelio-de-hoy-y-su-reflexion-cristianismo-para-todos-en-español-DESCUBRIENDO-A-DIOS-support-zcash

t1WtzP4xGnZtCRvo25rV86gyDSGUJY7Zz94

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *