Lecturas de hoy y su reflexión, lunes 30 de noviembre de 2020

Lecturas de hoy y su reflexión, lunes 30 de noviembre de 2020. 1ª semana de Adviento

Lecturas de hoy; el santo evangelio según san Mateo 4,18-22:

En aquel tiempo, paseando Jesús junto al mar de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, llamado Pedro, y a Andrés, que estaban echando la red en el mar, pues eran pescadores.

Les dijo:
«Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres».
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre, y los llamó. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres

Evangelio de hoy y su reflexión.

En la primera de las lecturas de hoy, del santo evangelio según san Mateo, nos encontramos con el mítico episodio del reclutamiento de Simón Pedro, Andrés, y Juan y Santiago de Zebedeo. Una escena cargada de simbolismo, más allá de lo evidente.

Para empezar, Jesús el Justo escoge a dos parejas de hermanos, aludiendo veladamente a la máxima de la progenitura de Dios sobre todos y nuestra condición de hermanos en Cristo. 

Os escogeré a uno entre mil y a dos entre dos mil, y aun así seguiréis siendo uno solo.

Ama a tu hermano como a tu alma; cuida de él como de la niña de tus ojos.

Todos ellos son pescadores; lo que se bifurca en dos sentidos, a priori podría interpretarse la elección de su profesión porque el concepto de «pescadores» no tiene la connotación sanguinolenta de, por ejemplo, los cazadores, y es suficientemente contundente por sí sola para dar esa idea de atracción que, evidentemente, un labrador no tendría, puesto que cultiva y cosecha, pero no tiende cebos y pesca. 

Y, segundo, porque Jesús encarna en la era de Piscis, el pez, que también alude además al ichtys, el símbolo conformado por dos arcos que se cortan entre sí, imitando el perfil de un pez, y con el que se identificaban secretamente entre sí los primeros cristianos, duramente perseguidos, al completar unos los trazos aparentemente desordenados de otros, y rematándolo XΘΥΣ «Jesucristo Hijo De Dios, El Salvador».

Bienaventurados seréis cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

A los cuatro les conmina a a abandonar sus faenas en el mar para seguirle inmediatamente. 

No os preocupéis de la noche a la mañana por lo que vestiréis. Porque os daré aquello que el ojo no ha visto, lo que la oreja no ha olido, lo que la mano no ha tocado y lo que no ha venido al corazón del hombre.

En el caso de los hermanos Zebedeo, abandonando incluso a su padre en la barca mientras repasaba las redes.

Quien conozca a verdadero Padre y a su verdadera Madre será llamado hijo de prostituta.

Y no dudaron en seguirle, 

Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

sin hacer preguntas, sin esperar a culminar la faena, sin consultarlo con sus familias. Abandonan sus barcas y las redes, incluso a su propio padre carnal por el camino, lo que viene a representar la apertura más absoluta y desapegada de nuestro ego y las ilusiones del mundo carnal para mirar detenidamente hacia dentro, comenzando el camino de redescubrimiento de la divina luz de Dios, de Abba, que se revela, desde lo más profundo de nuestro corazón, como nuestro verdadero ser. Porque nosotros somos uno en Dios. 

“Porque vosotros, hermanos, a libertad habéis sido llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. —Gálatas 5:13-14

Y fuera de él están las tinieblas.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Lecturas de hoy y su reflexión, lunes 30 de noviembre de 2020. 1ª semana de Adviento

Salmo 18, 2-3. 4-5

R/. A toda la tierra alcanza su pregón

R/. El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona la obra de sus manos:
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra.
 R/.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón
y hasta los límites del orbe su lenguaje. R/.

Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz, a toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje.

lecturas-de-hoy-y-su-reflexion-evangelio-del-dia-biblia-cristianismo-great-nadi-whatisdelirium-unsplash

Lecturas de hoy y su reflexión, lunes 30 de noviembre de 2020. 1ª semana de Adviento

Primera lectura del día de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 10, 9-18:

Hermanos:

Si profesas con tus labios que Jesús es Señor, y crees con tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo. Pues con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con los labios se profesa para alcanzar la salvación.

Pues dice la Escritura:
«Nadie que crea en él quedará confundido».

En efecto, no hay distinción entre judío y griego, porque uno mis m es el Señor de todos, generoso con todos los que lo invocan, pues «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo».

Ahora bien, ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído?; ¿cómo creerán en aquel de quien no han oído hablar? ¿cómo oirán hablar de él sin nadie que anuncie? y ¿cómo anunciarán si no los envían? 

Según está escrito:
«¡Qué hermosos los pies de los que anuncian la Buena Noticia del bien!».
Pero no todos han prestado oídos al Evangelio. 

Pues Isaías afirma:
«Señor, ¿quién ha creído nuestro mensaje?».
Así, pues, la fe nace del mensaje que se escucha, y la escucha viene a través de la palabra de Cristo.

Pero digo yo: ¿Es que no lo han oído? Todo lo contrario. «A toda la tierra alcanza su pregón, y hasta los confines del orbe sus palabras».

¿Te han gustado las lecturas de hoy, el evangelio de hoy y su reflexión?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Lecturas de hoy y su reflexión, el evangelio del día. ¡No te lo pierdas!

DESCUBRIENDO-A-DIOS-evangelio-de-hoy-lecturas-del-dia-general
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email