PADRE NUESTRO / Oracion del Padre Nuestro

Padre nuestro, padres nuestro, oracion de padre nuestro en arameo, griego, ingles, latin, español

Padre nuestro. La oración que Jesús nos enseñó.

La oración del Padre nuestro que Jesús nos enseñó es una hermosa declaración de absoluta entrega y de fe plena en la plenipotencia absoluta de Dios.

Padre nuestro que estás en el Cielo,

santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
No nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.
Que así sea.

La oración del Padre nuestro y su reflexión.

Entonar el Padre nuestro de corazón es soltar voluntariamente los mandos del timón de nuestras vidas para entregárselos sin recelos a Él, aceptando sus designios como un niño acepta la mano tendida de sus padres sin dudar al sentir en sus miradas el amor incondicional, que todo lo da sin pedir nada a cambio.

Entonar el Padre nuestro que Jesús nos enseñó es la forma de abrazar, con total y sincero  agradecimiento, y profunda humildad y abnegación, que tenemos todos los que nos sentimos hijos e hijas de Dios, de quienes nos sentimos bendecidos por su Espíritu Santo y Eterno; de quienes volvemos la vista hacia nuestro corazón maravillados por la grandeza inabarcable e indescriptible de Dios, capaz de habitar en nosotros, las criaturas más humildes de su Creación.

Y he aquí que yo me maravillo de esto:
como esta gran riqueza ha sido puesta en esta gran pobreza.

¡Orar no es recitar! El verdadero significado de la oración.

Orar no es cubrir el expediente, ni sumar puntos. Tampoco consiste en recitar una y otra vez unas palabras como si fueran un mantra, hasta inundar la mente con ellas de modo que no quepa nada más.

Orar trata de sentir no de pensar. Trata del corazón y no de la mente. Trata de voluntad y sencillez, y no de esfuerzo y sacrificio. 

Lo importante de la oración es recuperar el diálogo auténtico y genuino desde el propio corazón para con Dios, nuestro padre, y ello no requiere siquiera de palabras.

Porque Dios es inalcanzable a la Palabra, y cualquier cosa que tenga que ver con Él no puede ser manifestado ni experimentado sino a través del corazón.

El sentimiento de gratitud infinita, la emoción desbordante del redescubrimiento diario del pulso genuino de Dios mismo vibrando en toda su armonía en nuestra interior en virtud de su Gracia, eso constituye en sí la oración más poderosa del mundo. Y no se escribe en ningún manuscrito ni cuaderno, porque no necesita de palabras, y por eso llega a Dios sin rodeos.

La oración que Jesús nos enseñó es, pues, una guía básico de orientación para cada retoño de Dios que se inicia en su camino de redescubrimiento. Como un tutorial básico que luego cada uno amoldará a sí mismo en la forma que le parezca, siempre que parta del amor, la voluntad y la sencillez.

En definitiva, amar a Dios y amar al prójimo, ambas tratan del corazón. Y ya se sabe:

el corazón agradecido está cerca de Dios, y quien está cerca de Dios está cerca de los tesoros del mundo.

Palabra de Dios.

Esta magnifica interpretación de la oración del Padre nuestro Montserrat Caballé tuvo como motivo el encuentro Mundial de las familias, celebrado en Valencia, España, durante el acto del día 8 de Julio de 2006. La música fue compuesta por Jose María Cano (MECANO).

La oración del Padre nuestro en

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

La oración que Jesús nos enseñó. Referencias en la Biblia.

El Padre nuestro en el evangelio de Mateo y Lucas

La oración del Padre nuestro en la Biblia aparece relatado en los evangelios de los apóstoles Mateo y Lucas.

En el santo evangelio según san Mateo (Mt 6, 5-15), en el contexto del Sermón de Jesús a sus discípulos en la montaña, y en el santo evangelio según san Lucas (Lc 11, 1-4), en el viaje a Jerusalén, despúés de las parábolas del buen samaritano (Lc 10: 30-37) y de la discusión entre María y Marta (Mt 10:38-42).

Virgen Maria. Ave Maria y otras oraciones

Santo Rosario

Misterios del Rosario. Letanías de la Virgen María.

Oración a la Virgen de Fátima

Oh Virgen Santísima, nuestra señora de Fátima

Himno de la Virgen de Covadonga

¡Virgen de Covadona, virgen gloriosa!

¡Recibe en tu correo el evangelio de hoy y las lecturas del día!

Evangelios, salmos, reflexiones, oraciones de la mañana, oraciones de la noche... ¡y muy pronto también los mejores PODSCAST! Todo al alcance de un click. 🙂

¡Recibe en tu correo el evangelio de hoy y las lecturas del día!

Evangelios, salmos, reflexiones, oraciones de la mañana, oraciones de la noche... ¡y muy pronto también los mejores PODSCAST! Todo al alcance de un click. 🙂
Sí, quiero